Aprende a enseñar, enseñando aprenderás.

Hoy voy a hacer un paréntesis en mi crítica habitual a los y las estudiantes de magisterio, porque siempre están en mi punto de mira de diversas burlas con un tono siempre humorístico. Básicamente porque su carrera la considero muy fácil, pero lo que es realmente difícil es lo que les espera al acabarla. Eso que muchos (pero muchos) hemos experimentado durante nuestra carrera y también al acabarla (desgraciadamente): Dar clases particulares.

Es un arte, y no lo podéis negar, conseguir que determinados personajes se concentren ante su libro y sus apuntes sin distraerse y entiendan qué pone en esas líneas que se van volviendo borrosas hasta que te preguntan verdaderos disparates que nada tienen que ver con lo que les estás explicando. Pues me imagino eso con 30 niños y es para hacerles un monumento a los profesores de primaria, porque tela.

Yo empecé con esto de las clases particulares estando en primero de carrera, con toda la selectividad fresca, me puse a buscar posibles alumnos y el primer reto fue ayudar a un chico a sacarse el acceso al grado medio. De ahí fui pasando por diversos alumnos hasta tener una colección de pequeños (y no tan pequeños) demonios (y algunos ángeles) que llenaban mis tardes (y mi bolsillo) de muchas emociones: alegría, desesperación, fatiga, por nombrar algunas.

Imagen

¿Hay alguna clave que nos lleve al éxito? No. He aprendido que cada persona tiene su forma de ver las cosas y que es imposible aplicar el mismo método a todos, porque las atenciones que necesitan varían de uno a otro y hay que adaptarse (y mucho) a las circunstancias del día a día, y al temario que llevan, al libro, al profesor del colegio, a conocer su ambiente, sus compañías, su interés, sus miedos, sus metas, sus madres (dan para un post entero) y muchas cosas más, pues un día en la vida de un adolescente puede cambiar toda su visión del mundo.

No puedo escribir esta entrada sin que se me dibuje una sonrisa en la cara pensando en todos y cada uno de los que han pasado por mis tardes. Lo mejor de todo es que de cada uno te llevas un trozo, que te enseñan mientras ellos aprenden, que hay un feedback impresionante que no pensé que fuera a ser tan intenso. Que en ocasiones te lleva a una satisfacción personal que llegas a cuestionarte si lo haces sólo porque así cambias las horas por dinero o si ya realmente te planteas dedicarte a esto. La docencia ha pasado por mi cabeza muchas veces, y no sé si llegaría a ser un buen profesor, pero os aseguro que le pondría todas las ganas del mundo, y que es una de las razones (por ahora) por las que quiero ser doctor un día, para poder llegar a impartir clases en la universidad, que debe ser el sitio donde más atención te prestan, ya que allí van interesados en lo que dices. En la ESO y el Bachillerato me daría un tanto de miedo enfrentarme a 30 semisalvajes que no piensan tanto en aprender y que, gracias a la maravillosa sociedad que tenemos, no saben ver una utilidad en todo lo que te enseñan en esa época de tu vida.

Imagen

Os tengo que dar las gracias, pues todos habéis formado parte de mi vida, queráis o no, y habéis contribuido a formar una parte de mí que de otra forma no hubiera sacado a la luz. Os he enseñado mates, física, química, naturales, inglés, castellano, catalán, tecnología, guitarra y alguna que otra materia más, pero sobretodo os he intentado escuchar, pues no puedes ayudar si no sabes escuchar. Eso es básico.

Sois muchos y no querría dejarme a ninguno, así que gracias a Marc, Antoñito, Silvia, Cristina, Anna, Alba, David, José, Sergi, Jordi, Sergi, Claudia, Ángel, Marta, Pau y María por llenar mis tardes (y mi bolsillo). Ya muchos sois mayores de edad, y eso me hace sentir muy viejo, pero sé que en algo os habré ayudado, y eso me basta para ver que, si me tuviera que dedicar a la docencia, lo haría feliz.

Imagen

PD: Sí, he cogido el título de la canción Hijo de Hombre, BSO de Tarzán y compuesta por Phil Collins. Es un temazo como la copa de un pino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s