Un mundo de fantasía

No tenía intención de publicar una nueva entrada, pero me apetece hablar sobre algo en lo que algunos estamos muy inmersos: el placer de la lectura. No es necesario que te pongan delante un estudio de la Universidad de MIchigan para saber que la lectura te beneficia en todos los sentidos. 

A mí me tienen dicho que empecé a coger libros entre los 3 y 4 años, que me pasaba las tardes leyéndolos en voz alta hasta que aprendí a leerlos para mí (para alivio de mi familia) y que iba leyendo todos los carteles de la calle y de la carretera cuando íbamos en coche. Desde entonces no he parado de leer un libro tras otro y disfrutar de cada párrafo, de cada página y de cada capítulo. Se lo digo a todos los chavales a los que doy clases particulares: si te acostumbras a leer, es imposible que no le cojas el gustillo y te entren ganas de acabarte uno para empezar el siguiente, y que indudablemente te abrirá la mente, te aportará ratos apasionantes que sólo están en tu cabeza y que nadie te puede quitar, además, mejorarás tu forma de escribir y de expresarte, encontrarás nuevas palabras, nuevas expresiones que harán de ti una persona más comunicativa con el mundo real, pudiendo participar en más conversaciones que antes.

Imagen

(imagen extraída del blog A year 4 students

Hay grandes hitos de la lectura en mi vida. El primero de todos fue la colección libro-cassette de Mickey Mouse, en la que había cientos de curiosidades y ¿Sabías que…? que. cada vez que alguien me preguntaba algo, corría a ver si Mickey tenía la respuesta. El siguiente gran hito creo que eran los libros-aventura, esos que tenías que ir eligiendo un camino y según éste ibas a una página u otra. Me podía pasar horas recorriendo todos los caminos posibles hasta agotar las posibilidades. A los 10 años descubrí el universo Harry Potter, la primera gran saga de libros de mi vida, y con la que me abrí a un gran mundo de fantasía que, tras leer los libros, ver las películas me pareció una experiencia bastante chocante, pues muchas de las cosas eran totalmente distintas a las que imaginaba. Era precioso ver cómo también yo iba creciendo con las películas y con los libros, que hasta los 18 años no conseguí el último libro, que me compré en inglés por mi impaciencia al esperarme 6 meses más. Fue el primer libro en inglés que me leí y no fue hasta cuatro años más tarde que me topé con mi segunda gran saga de libros: Canción de Hielo y Fuego, ésta sí, leída íntegramente en inglés.

Imagen

¿Qué decir de Canción de Hielo y Fuego (Juego de Tronos en la serie de la HBO)? Empecé a leérmelos justo al irme de Erasmus, y no sabéis cuán precioso era leer sobre Invernalia y el muro cuando estabas en Helsinki viendo como nevaba incesantemente por la ventana de tu habitación, estando calentito bajo una manta. Muy épico todo. Es un universo del que recomiendo a todo el mundo que forme parte, miles de páginas de fantasía que te atrapan por completo. Muy grande.

Imagen

A parte de estas dos grandes sagas, también me he inmerso en el mundo de Kvothe en “El nombre del viento” y “El temor de un hombre sabio”, en la cual, si os lanzáis a leerlos, conoceréis a Kvothe, un chaval que vence a todos los obstáculos que se puedan poner en su camino persiguiendo una venganza. De los libros más épicos que he leído, sin duda alguna. Por otro lado, Katniss y “Los Juegos del Hambre” también han conseguido enamorarme hasta el punto enfermo de bebérmelos más que leérmelos. Muy lover de Katniss Everdeen. 

Imagen

Finalmente, me he pasado al KenFolletismo y hace poco me leí “La Caída de los Gigantes” y ahora estoy con “El invierno del mundo”, las dos primeras partes de la Trilogía del Siglo, ambientadas en la primera y segunda guerras mundiales y centradas en las vidas de cinco familias cuyos destinos acaban entrelazándose de forma inesperada. Lo estoy disfrutando muchísimo, y eso que a mi la historia no me interesaba cuando me la hacían aprender a la fuerza en el instituto, pero leer sobre historia sí que me gusta. De ahí que libros como “La Catedral del Mar” o “La Sombra del Viento” me gustaran tanto (muy lover de mi Barcelona, también). 

Imagen

Y hasta aquí escribo por hoy, dando por hecho que todos los que leáis estas líneas sois grandes lectores. Desde que me puse a leer en inglés, no he parado. Hay muchos que dirán que es un tostón o que simplemente lo hago para alardear de ello, pero la verdad es que acabas por aprender mucho más, te habitúas a leer en otra lengua, conocer expresiones, recursos que te ayudarán allá dónde vayas. Además, y esto lo digo de corazón, la fantasía épica es mucho más épica redactada y leída en inglés. Es lo que pienso.

Ah, y feliz día del padre!

Imagen

Anuncios

5 comentarios en “Un mundo de fantasía

    • Jajaja, la envidia es recíproca! Ojalá estuviera yo leyéndome artículos científicos y disfrutando de una beca 😀 Yo ahora cuando me acabe Winter of the World me pillaré un e-book porque los libros físicos pesan mucho y suelo leer tumbado, y supongo que leeré más que ahora, por la experiencia que me han contado algunos amigos. He visto tus recomendaciones y seguro que me gustarán, ya habrás podido ver qué tipo de libros leo y se ajusta bastante a lo que me gusta 🙂 Gracias por comentar! Ya te sigo por aquí y por twitter 😉

  1. Hola!
    En esta entrada has tocado uno de los temas que más me apasionan: la literatura.
    Cuando alguien me comenta: “es que a mí no me gustan los libros” siempre le digo lo mismo: no has encontrado el tuyo. Puede que no te guste mucho leer, o no tengas el hábito porque nunca te ha llamado pero, de todos los libros que hay seguro que alguno te gusta y te atrapa y en ese momento, querrás leer más libros como ese. A los libros los tengo como al vino, si no te va, es porque no has encontrado el que se adapte a tus gustos.
    Por los libros que comentas que hablan de Barcelona, si no lo has leído, te recomiendo el siguiente: la ciudad de los prodigios de Eduardo Mendoza. A mí me gustó tanto que se ha convertido en uno de mis favoritos.
    Por ebook te puedo recomendar (si no tienes ninguno en mente) el que me regalaron a mí. Es de sony y es el que menos pesa en el mercado. Yo quería uno así porque como dices, hay libros físicos que pesan bastante y si lees tumbado se convierte en algo un poco engorroso. Además, a este ebook la funda que le puedes poner lleva una luz ( a modo de lamparita) incorporada para leer de noche y no molestar.
    Un saludo!

    • Comparto lo que dices, sí 🙂 Pues la ciudad de los prodigios precisamente nos lo hicieron leer en el instituto, así que lo tengo leído, aunque no me iría mal releerlo. De ebooks de momento sólo tengo mirado el kindle de amazon, que me lo recomienda mucha gente, pero le echaré un vistazo al que me recomiendas a ver qué tal. Espero comprármelo pronto que me queda la mitad de Winter of the World (apasionante) y creo que acabaré en breves.

      Un saludo y gracias por comentar 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s