¿Me preocupa el futuro? Me preocupa el presente

Hoy me siento inspirado para hacer una reflexión en la que llevo metido unos cuantos meses, y que se ha acentuado desde que la beca me fue denegada. Os pongo en situación: Soy el único de mi familia y el único de mi grupo de amigos del barrio con un grado en biociencias. La mayoría hemos ido a la universidad, pero también la mayoría se ha sacado estudios con los cuales aquí no lo tienen tan negro como la investigación, que es a lo que yo me quiero dedicar.

Es por esta pequeña diferencia por lo que cada día me siento más distanciado, tanto de mi familia como de mis amigos, porque sé que llegará un momento en el que me tenga que marchar. ¿Volver? Eso me preguntan todos, pero me lo preguntan sin que yo me haya ido aún. No sé lo que pasará cuando me vaya, ni lo que pasará una vez acabe mi doctorado, sea donde sea. Si retrocedo 3 años atrás, no tenía ni idea de en qué consistía una investigación, ni cómo ponerme a hacer una PCR o un Western blot por mi cuenta. ¿Cómo voy a saber qué me espera dentro de otros 3 años?

Sin saberlo, al escoger la investigación como futura profesión, me he metido en una espiral de desconcierto y de emoción en la que probablemente ninguno de mis familiares y amigos estarán nunca. Mi propósito de vida para los próximos años es trabajar lo más duro que pueda en un proyecto que me apasione, sea donde sea, pues al final el hogar lo acabas estableciendo tú. Veo que mis amigos a mi alrededor empiezan a tener trabajo estable, pareja, y sé que en unos años caerá alguna boda y churumbeles. ¿Quiero yo eso? ¿O prefiero tirar por otro camino? 

Se puede ser optimista, pensar en que eso saldrá, que no hay que buscarlo, que irá bien todo sea donde sea. O se puede ser pesimista y pensar que investigar y formar una familia es muy difícil de compatibilizar en el presente actual, en el que se supone que estarás en continuo movimiento, en constante reciclaje y aprendizaje. O, como yo lo veo, se puede hacer las dos cosas, sin necesidad de ser simultáneas en el tiempo. Total, mucha gente se estabiliza a partir de los treintaypico años ¿no? 

¿Me preocupa el futuro? Diría que me preocupa más el presente. El disfrutar con lo que hago, con lo que tengo. Sé que si me tengo que largar del país me llevaré conmigo muchos recuerdos y gente que nunca perderé, pero también sé que no habrá espacio para lo material. Un coche, una moto, una casa, un superordenador, una consola, un equipo de música, con su televisor y todo eso… Son cosas que acabaría teniendo si me quedara aquí, y lo sé. Pero también son cosas que no puedo tener si tiro por el camino del eterno buscador de proyectos. 

Miedo. Pues también. Quien no tenga una pizca de miedo al emprender un camino así es que no tiene todas sus tuercas bien apretadas. Habría que estar un poco loco para irse tranquilo y 100% confiado a lo desconocido. Aquí también quiero hacer una crítica a la “bonita” imagen que nos han vendido con programas como “Españoles por el mundo” o “Callejeros viajeros“, gracias a los cuales habrá mucha gente que lo vea todo color de rosa y sé de buena tinta que eso no es así, que hay muchos casos en el lado opuesto de la balanza que no suelen retransmitirse por televisión, pero sí por los medios sociales. Y soy consciente de ello.

Soy consciente de muchísimas cosas. De que ahora mismo me autodenomino nini porque ni estudio ni trabajo, aunque eso no es verdad del todo. Estudio inglés, y muchísimo, pues quiero sacarme el C2 (Proficiency) en junio y los que se lo han sacado saben que no es moco de pavo. También me apuntaré en mayo a un intensivo de alemán para refrescar lo aprendido el año pasado. Además, por suerte o por desgracia, muchos alumnos de ESO están pasándolo mal con el tercer trimestre, y gracias a ello ahora doy muchas horas de clases particulares a la semana. Con esto disfruto muchísimo, y no paro de aprender. Además me paso mucho rato al día buscando ofertas de doctorado en toda Europa hasta dar con las que me interesen. No estoy quieto, no soy un nini común.

Finalmente quiero decir que lo que yo pretendo tampoco está a la mano de cualquiera. Soy muy afortunado de tener unos padres que se han desvivido por mí y por mi hermana, y que gracias a ellos he podido estudiar lo que he querido, irme de Erasmus y hacer el máster en Madrid. Soy consciente de que mucha gente no puede hacer ni pretender lo que yo quiero. Que tienen que trabajar de lo que sea para sacar a su familia adelante, que no han corrido la misma suerte. Pero también soy consciente de que hay otros que han tenido las mismas (o más) facilidades que yo en la vida y no han sabido aprovecharlas. Aplaudo a los primeros y me compadezco de los segundos. Hay que aprovechar lo que te da la vida y exprimirle el jugo, en mi opinión.

En resumen, mi tiempo de Erasmus fue muy breve, sólo 5 meses y medio que me dejaron un buen sabor de boca, y las ganas por probar más, por aspirar a lo más alto que pueda, sin rendirme. Porque también podría buscarme trabajo de otra cosa en mi Barcelona natal y quedarme aquí. Podría conformarme con otro trabajo que no fuera de lo mío, pero que me diera para independizarme, para tener una moto, para comprarme una televisionaca impresionante… ¿Sería feliz? Definitivamente no. A mí, al menos, no me compensa.

Anuncios

10 comentarios en “¿Me preocupa el futuro? Me preocupa el presente

  1. ¡Mucho ánimo, compi! Yo creo que lo más difícil de la vida es tener las cosas claras, y ya veo que tú las tienes 🙂 en cuanto a lo de vivir un ciclo biológico diferente a tus amigos, de eso sé algo… Y lo que me espera con una carrera tan larga por delante. Espero que el día que quiera formar una familia no sea muy tarde. Un saludo 🙂

    • Gracias por comentar! 🙂

      Pues sí, es dificil tener las cosas claras, aunque en nuestra cabeza siempre haya dudas. Yo tengo claro lo que quiero hacer ahora, una tesis. Más adelante, aún no lo sé, y me gusta que sea así, pues me da margen para pensar y para dejar que las circunstancias moldeen mis decisiones. Ánimos a ti también 🙂 un saludo!!

  2. Me siento muyyyy identificada con todo lo que has comentado, tanto en lo que se te pasa por la cabeza como en tu situación de clases y demás… Da miedo y respeto, pero coincido con la chica que te ha comentado antes, lo importante es tener las cosas claras, cuando tomas una decisión firme es todo más fácil.

    Yo además cuento con el añadido de tener pareja desde hace casi 4 años, lo que podría ser un problema a priori. Sin embargo, y a pesar de que él no es científico, comprende la situación perfectamente y tengo más apoyo si cabe en este tipo de decisiones, cosa por la que no dejo de dar gracias todos los días ya que no todo el mundo es capaz de entenderlo. Aunque quien te quiere y ve la pasión que le pones a tú trabajo y la felicidad que te aporta, es incapaz de apartarte de ello. De manera que lo que comentas de la familia y eso, deja las cosas venir, nunca sabes cuándo te tropezarás con la persona de tu vida y, aunque quieras, no será planeado 😉

    Mucho ánimo en la búsqueda, yo también sigo en ello, aunque cruzo mucho los dedos para que salga la beca que me deje quedarme donde estoy… Pero si no, será en otro sitio 🙂

    • Muchas gracias por el comentario y el apoyo Paula! Sé que los que tenéis pareja tenéis ese añadido, aunque por lo que veo, si él te entiende y te apoya, todo es perfecto. Pero sé de casos que la cosa se complica, y casos en que los dos integrantes de la pareja deciden compartir destino, sea cual sea. A mi lo que peor me sabrá en esta etapa es perderme como crece mi sobrina Valeria, que en tres días hará un mes de vida. Pero iré viniendo desde donde esté para verla y ver a la familia y a los amigos. Creo que cualquier cambio me traerá cosas buenas y malas, así que la cosa está en acabar sacándole lo bueno al asunto.

  3. Hola!
    Muy interesante tu entrada, me ha hecho reflexionar acerca de muchas cosas y sentirme identificada con muchas otras. En primer lugar, quería decirte que no te sientas frustado ni “nini”. Recuerdo una vez que no estudiaba ni trabajaba y le dije a una amiga: “en serio, que nini me siento” y me contestó: “ni se te ocurra Toñi decir que tú eres nini”. Yo pienso igual que mi amiga sobre ti, ni se te ocurra decir que eres nini y, ¿sabes por qué? Porque en primer lugar buscar trabajo (o buscarte la vida) ya es un trabajo en sí (y muy arduo te lo puedo jurar), por lo tanto ya tienes un curro no remunerado pero un curro es, cuando estudiabas también se le consideraba una ocupación y no se te pagaba por ello. Y respecto a que no estás estudiando, por lo que leo, sí lo haces. Estás estudiando para el C2 de inglés ( si no he leído mal) y eso, ya requiere un aprendizaje. Que no estés memorizando el libro gordo de petete no quiere decir que no estés estudiando algo.
    Respecto al miedo que sientes es normal. Siempre hay miedo a lo desconocido, a cómo nos van a salir las cosas. A todo el mundo le gustaría tener una bola de cristal para ver qué decisión es la correcta hoy, pero, lamentablemente, nadie la tiene. Y es que así es la vida, no hay más. Yo creo que tenemos el concepto (al que yo llamo seguir el protocolo) de: estudiar o trabajar + colocarse + casarse (vivir en pareja) +hijos + piso+irme de viaje + si puedo comprar una segunda vivienda en el mar o en la montaña. Y si no seguimos el protocolo nos sentimos mal, como que no estamos avanzando. Yo creo que tenemos esta visión porque nuestros padres hacían esto y es como “la vida que hay que seguir” pero hace tiempo que me di cuenta que no tiene por qué ser así. Cuando empecé a viajar al extranjero me di cuenta de “otros modos de vida”, gente que nunca se había casado ni tenido hijos, que conocía muchísima gente, tenía un montón de amigos y se sentía más feliz que una perdiz. Gente que viajaba continuamente y se establecía desde cero en un nuevo país y me decía “es un poco nómada pero este estilo de vida me ha aportado cantidad de cosas”, gente que su casa la había convertido en bed&breakfast porque le parecía que así sus hijos iban a crecer con multiculturalidad, en fín, infinidad de combinaciones.
    Lo que quiero decir con esto es que, no seguir el protocolo, no debería ser motivo de disgusto. Hay mucha gente que se casa y tiene familia y me parece muy bien por ellos, pero esto es una opción (que no es ni mejor ni peor que la que vayas a tomar tu, sólo una opción), un estilo de vida y sobre todo,un camino, porque resulta que al tener familia y trabajo no se solventan los problemas, sino que aparecen otros.La vida está muy lejos de estar resuelta.
    Tú has elegido un camino, uno de muchos que la vida ofrece y tiene problemas distintos a los que ahora mismo tienen tus amigos, ni mejores ni peores, sólo distintos. Y es que la vida no es sota, caballo y rey, y desgraciadamente todo no sale a pedir de boca o como lo esperamos.
    Lo más valioso que estás haciendo es luchar por lo que quieres y saber dónde quieres estar. En cada elección tendrás una pérdida ;), todo no se puede tener. Una vez leí que, lo que hay que hacer, es ocuparse y no preocuparse. Así que yo te diría, no te preocupes demasiado por tu presente (que determinará tu futuro), ocúpate de él. Y por supuesto, creo que ya lo estás haciendo.
    Un saludo; enhorabuena por la entrada.

    • Casi te tengo que dar a ti la enhorabuena por tu comentario-entrada! Qué bien te expresas, completas todo lo que dejé entrever en mi entrada y sabes perfectamente cómo me siento. Tienes muchísima razón cuando dices lo del “protocolo” en el que supuestamente se sientan las bases de cómo debemos comportarnos en el futuro, y que a día de hoy hay muchísima gente que emprende distintos caminos, formas de vida alternativas y que lo que hace falta es viajar, moverse, para darse cuenta de ello. De ahí que muchos amigos y familiares míos que no han tenido la oportunidad (o no han querido) de viajar y ver más no lo entiendan o simplemente no hayan pensado en ello.
      Yo intentaré ocuparme, que no preocuparme, de mi presente, para que no haga falta ocuparse demasiado del futuro 🙂
      Gracias por tus palabras Toñi!!

  4. ¡Daniel! Gran reflexión. Por un lado triste, y por otro lado de gran valentía.

    Nosotros no podremos decir a nuestros nietos lo que nos han contado a nosotros los abuelos, pero sí que podremos (y deberemos) contarles todas nuestras peripecias para encontrar un trabajo después de todo lo que nos hemos esforzado y estudiado. ¡Ya verás cuando se lo cuentes a tu sobrina Valeria! Por cierto, enhorabuena por tu nueva condición de tío 😉 Creo que al final conseguiremos nuestros sueños. Es un tópico, pero es cierto que el esfuerzo tiene su recompensa.

    Ánimo Dani, ya verás como pronto consigues algo interesante. Tienes un muy buen nivel de inglés, grandes conocimientos en biociencias, experiencia en el extranjero… y un sinfín de capacidades. ¡Aprovéchalas! Ya sea en Barcelona o en otro lugar del mundo. El hogar lo estableces tú, sea donde fuere, pero nunca está de más agradecer siempre tus raíces, aquellas que te vieron crecer, aquellas que te permitieron estudiar y ser lo que eres. Yo es que soy muy de esto 😉

    Un abrazo Daniel y a tope con esta etapa. ¡Lo conseguirás! ¡Y entonces el post será otro ;-)!

    Jesús

    • Bua Jesús, ¡qué ánimos me das!

      Tienes razón en que no contaremos a nuestros nietos lo que nos contaron nuestros abuelos, pero quizás sea mejor así, porque si no el mundo acabaría siendo muy aburrido. Yo justamente hoy estoy en plan euforia máxima, porque he pasado en un solo día de tener 2 cartas de recomendación a tener 1 certificado académico y 4 cartas de recomendación. Ahora solo me queda el certificado del máster para tener “todos los papeles” mínimos para aplicar en la mayoría de ofertas de PhD europeos.
      Además estoy muy contento si miro a mi espalda y veo todo lo que he andado. Sé que ha valido la pena, y cuando veo lo que escriben de mi mis “mentores” de estos años, me emociono y todo. He aprendido a que hay que valorar cada momento que vas viviendo, a sacar el jugo a cada experiencia por mínima que sea, y a aprender de cada persona por poco que hables con ella. Sé también, gracias a lo que empecé con los otros virólogos hace meses, que pequeñas decisiones acaban dándote un mundo. El mundo que me dais los twitteros divulgadores. No sabes lo que me llena eso, sé que si nos juntaran a unos cuantos de nosotros en una mesa de un bar, nos acabarían echando al cierre, y seguiríamos hablando en la calle.

      En fin, me voy a poner más emotivo de lo que soy 😀 y habrá momento para ello. Por ahora, agradecerte tus palabras y tu seguimiento 🙂 Un abrazo para ti también!

      Dani

  5. Acabo de descubrir tu blog y solo decirte “te comprendo al 100%”. Yo me quería dedicar al mundo del Laboratorio sin ser necesariamente investigación, alguna empresa de genética o microbiología, haciendo diariamente las mismas rutinas, quizás no sea lo más emocionante del mundo, pero es lo que me gustaba.
    Todas las ofertas de trabajo ponen el mismo requisito “al menos 5 años de experiencia”…uff..y como voy a tener experiencia sin nadie me la ofrece!!! acabe la carrera, hice un postgrado y al año siguiente un máster. Sigo igual.
    Comprendo la situación de alejarte cada vez más de tus amigos y familiares. Vivo una situación similar, todos mis amigos más cercanos trabajan. Me alegro por ellos, pero al estar junto a ellos veo que no me siento identificada, no saben que es despertarse por la mañana y no sentirse útil.
    En fin…seguiremos pensando a donde vamos…
    un saludo =)
    http://www.upciencia.com

  6. Bienvenida Lorena!

    Me alegra (y a la vez me entristece) que me comprendas al 100%. El hecho que te sientas así con respecto a tus amigos lo comparto, como ya he dicho antes. Para ellos el asunto ha sido o es, sacarse una carrera, hacer prácticas, enviar CVs, hacer entrevista y esperar a ver si te cogen. Pero… ¿se miran su nota media?¿les piden carta de recomendación? Sin duda alguna funcionamos a un ritmo distinto, estamos sometidos a una presión enorme y ya de por vida. A mi eso no me preocupa demasiado, todo lo contrario, me anima a superarme, a nunca rendirme, a aprender cada día un poco más, y a aprender de lo que sea. Fíjate que me estoy a punto de pillar un libro-manual de economía básica porque me he dado cuenta de que no tengo ni pajolera idea y debería. Estoy siguiendo un Coursera que pienso acabar, voy a clases de inglés, doy clases particulares. Intento no estar quieto, porque lo estuve unos meses y casi enloquezco. Me hice a la idea de que hay que irse del país si aquí no consigues lo que buscas. Yo quiero ser feliz, y ya.

    Gracias por el comentario y bienvenida de nuevo!

    Dani

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s