Del arte a las ciencias

“El arte es la forma que tiene el ser humano de expresarse, pero es absolutamente inútil” Esto no lo digo yo, lo recuerdo de mi profesor de filosofía de Bachillerato. Es una frase que sin duda alguna en mí siempre ha generado debate. ¿Se puede encontrar una aplicación directa y a corto plazo al arte? ¿Qué consideramos arte? Si se te cae un pote de cristal violeta al suelo, ¿la mancha que deja de por vida es arte?

No soy el más indicado para hablar de arte, pero creo que nadie lo es, pues en mi opinión es totalmente subjetivo y, pese a saber más o menos, cada uno tiene su opinión sobre el arte, más concreta según a qué tipo de arte nos refiramos. Nunca he sido de pintura, ni de escultura, ni de danza. Sólo la música ha influido en mí como la única forma de arte que sé apreciar y sé valorar. Las otras, ni fu ni fa. 

Pero aún hay más. ¿Es la ciencia un arte? Cada vez que nos sorprendemos al ver nuevos hallazgos científicos, sin duda hay toda una historia detrás. Hay unas personas que en su momento se preguntaron algo, e intentaron por todos los medios conseguir respuestas a esas preguntas. El resultado de un trabajo o de un proyecto científico acaba siendo no mucho más que una expresión de lo que se imaginan. Evidentemente hay también comités que validan esos resultados, así como hay comités que también evalúan si un cuadro o una escultura son válidos para ser expuestos en un museo. (Esto en la música no es tan habitual, pues hoy en día graba un disco cualquiera y en nada está circulando por la web prácticamente sin control)

El objetivo de mi entrada de hoy es abrir un debate sobre si fomentar el arte en la enseñanza infantil, primaria y secundaria resultaría en un incremento de la curiosidad científica. Yo creo que sí. El investigador debe ser, ante todo, creativo e imaginativo. Dejemos de lado otras cualidades, hay muchos países que apuestan por el arte como forma de suscitar y fomentar el pensamiento abstracto y la creatividad en los más jóvenes, y eso se ve reflejado en lo que aspiren un día a ser. En mi opinión, si careces de toda creatividad e imaginación, simplemente tirarás por caminos ya trazados y no podrás ver más allá. Creo en que todos tenemos esa capacidad, pero hay quien no sabe explotarla o no se atreve a hacerlo.

Para acabar, quisiera denunciar (y me incluyo en la parte denunciada) la poca consideración que se le tiene a veces a los artistas por parte de la gente de ciencia. Es algo así como la que sufren los estudiantes de magisterio. Sabemos que lo que hacen no causa tanto desgaste mental como lo puede hacer una investigación científica, pero el trabajo que ellos realizan es de base, y afecta a la sociedad por completo, bien por educar y enseñar las bases del conocimiento o por transmitir sentimientos a través del arte. 

Y una vez más, gracias a todos los que estáis ahí 😀

Anuncios

4 comentarios en “Del arte a las ciencias

  1. He leído la frase de tu profesor de filosofía y la verdad, no puedo estar más en desacuerdo. El arte es una expresión con la que se crea belleza, sensaciones, se emociona, y ninguno de estos sentimientos me parece inútil, todo lo contrario, me parece bonito que una persona pueda hacer algo que exprese un sentimiento y además, que tenga tanto talento como para transmitirlo al resto sin tan siquiera abrir la boca.

    Es cierto que parece que cualquier cosa sea arte contemporáneo. Te acercas a un museo y ves exposiciones que mezclan pintura y los objetos más inverosímiles. A mí la verdad, no me sugiere nada. Quizá sea incompetencia por mi parte, no sé, pero yo no veo nada en un zapato viejo pegado a un lienzo con cuatro brochazos detrás, la verdad. Lo que sí que diré es que no todo el arte son zapatos pegados a lienzos que difícilmente suscitan belleza en los ojos del que los mira. Escribir es un arte, pintar es un arte, la escultura es arte, la cocina es arte, la música es arte, la danza es arte. ¿Y la ciencia? Pues en mi humilde opinión, no, la ciencia no es arte. No puede estar más lejos de él. La ciencia es método, es ensayo-error, son números, son datos, son teorías. Yo no veo belleza en un gráfico o en unos resultados.

    Si hay científicos que menosprecian el trabajo de un artista es porque tienen un concepto erróneo de lo que es arte. Si bien es cierto que tiene algo en común con la ciencia, también tiene muchas discrepancias. El arte es abstracción, concentración, método, es superación, es trabajo de fondo, es belleza, es sentimiento y a veces, eres tú tu propio mentor. Pero bueno, supongo que la infravaloración social a las artes viene dado por una paupérrima educación en ellas. Así pues, la televisión nos vende la imagen de que un escritor/a se sienta en el ordenador, empieza a escribir desde el capítulo 1 y.. voilà! Best-seller. Que este señor/a escribe cuando le viene “la inspiración” o que pasea por la calle apuntando ideas que le vienen a la cabeza. Nada más lejos de la realidad. Escribir una novela no es sentarse y sentirse inspirado, es mucho más que eso, pero si nos venden que es algo sencillo y fácil, ¿cómo lo van a valorar y tomarlo en serio?

    Y por supuesto que hay que educar en la creatividad, en la autocrítica, en “no tener miedo a borrar y volver a empezar”, porque de ahí nacen las ideas, el crecimiento profesional y se ve el talento, porque eso no se compra, se cultiva. Y eso es justamente lo que se está yendo por la borda: el talento. En ciencias y letras por supuesto, pero también en bellas artes.
    Un gran tema a debatir, sí señor.
    Un saludo!

    • Muy bien debatido! Yo quería comparar el arte con la ciencia porque sé que incita a debate, ya que ni en una ni en la otra se encuentran la verdad absoluta ni el acierto al 100%. Tanto una como la otra son disciplinas que pueden ser subjetivas en distinto grado, ya que cualquier hallazgo científico, sea cual sea, puede ser en el presente algo totalmente objetivo y veraz, mientras que en el futuro lo vean como algo que para nada es cierto y que puede ser representado como “lo que creía la gente de entonces”.
      Por supuesto que la ciencia son números, gráficos, método, ensayo-error… pero yo quería hacer hincapié en todo lo que hay antes del método, antes del ensayo, las ideas que revolotean tu cabeza mientras te lees un artículo y piensas… ¿esto puede conducir a esto otro? ¿estará probado ya? ¿se podría probar? Creo que estas ideas surgen en las mentes no más estudiosas sino más creativas. Por supuesto es sólo una opinión, pero para eso he escrito esta entrada, porque me interesaría saber qué pensáis los demás, y realmente tu comentario me ha hecho pensar de nuevo en lo que he dicho. Yo no estoy tampoco de acuerdo con mi profesor de filosofía, pero sí que entiendo que el arte no tiene una utilidad directa y tangible, sino más emotiva, a medio-largo plazo y relativa, más personal. Hay aspectos de la ciencia que yo sí que considero arte, sólo hay que ver cómo quedan algunos Western blot tras fracasar estrepitosamente, o una imagen de microscopía confocal con todos los núcleos teñidos, la GFP fluorescente y colorcillos. Todo es relativo, en mi opinión, así que, para gustos, los colores 🙂

      Otro saludo para ti, y gracias por colaborar ^.^

  2. ¡Hola otra vez! Siempre andas con buenos post, ¿eh?
    Pues a ver, yo creo que la ciencia no es un arte como tal, pero sí creo que tienen cosas en común, especialmente las dosis muy altas de creatividad que son necesarias. Por otro lado, entiendo lo controvertido del debate, especialmente porque el arte está muy mal definido en la opinión pública y, a veces se nos olvida que ni todo el que escribe es artista ni todo lo que se pinta, fotografía o esculpe es arte. Pero, en cualquier cosa, esto es otro tema jaja un saludo.

  3. ¡Vaya primera frase con la que has empezado! Me han dado ganas de dejar de leer la entrada hasta que he visto que no había salido de tu boca ;-). El arte es ciencia, y la ciencia es arte. No nos empeñemos en poner fronteras. ¡Qué sería de los pintores sin esos compuestos químicos coloreados! ¡Y qué sería del sensor que capta cada uno de los fotones si no hubiera un fotógrafo detrás de la cámara! Fomentar el arte en la enseñanza infantil, primaria y secundaria resultaría, por supuesto, en un incremento de la curiosidad científica. Yo empezaría en el embarazo, tocando relajadas o moviditas canciones 😉

    Y un solo comentario final. ¿De verdad crees que estar delante de 25 chavales desgasta menos que una investigación científica? Sé que la vocación hace mucho, y es muy importante, pero yo pondría ambas a la misma altura. Como bien dices, el trabajo de los profesores es fundamental pues están educando al futuro de la sociedad.

    Un abrazo compañero,
    Jesús

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s