El mal hecho virus

Tras hablar un poco de cómo es generalmente un virus en su estructura, he decidido empezar por el virus más letal conocido hasta la fecha, y que en estos momentos está dando mucha guerra y está en boca de todos. El virus Ébola (y su hermano Marburg) forman parte de la familia Filoviridae, unos virus con forma filamentosa de longitudes de hasta 1400 x 80 nm, siendo los virus más largos, aunque esta longitud se suele situar entre 800 y 900 nm. Cuentan con una cápside de forma helicoidal de 50 nm de diámetro y están recubiertas por una envoltura con glicoproteínas (GP) inmersas en ella. En su interior vemos una molécula de RNA de cadena sencilla y negativa (-ssRNA) de casi 20 Kb. También cuenta con proteínas matriz entre la cápside y la envoltura.

Imagen

 

Un virus de alto riesgo

Para los que no estáis habituados al sistema de bioseguridad, os diré que hay cuatro niveles de bioseguridad (Biosafety levels o BSL) en los cuales podemos clasificar a los microorganismos patógenos para el hombre. Del 1 al 4 se sitúan en orden creciente según su peligrosidad y la bioseguridad con la que deben ser tratados, habiendo laboratorios específicos para tratar cada uno de ellos. Para que os hagáis una idea, el VIH se trata en laboratorios de BSL2 y la tuberculosis en laboratorios de BSL3. El Ébola se encontraría por encima, en BSL4. Aquí tenéis un vídeo para más info sobre estos labos, y aquí un documento del CDC de Atlanta para que veáis las normativas que tienen, súper estrictas.

Patogénesis

¿Pero qué nos causa el Ébola? Pues las llamadas fiebres hemorrágicas. Los primeros síntomas son evidentemente una subida de temperatura debido a la fiebre y un dolor muscular, todo debido a la replicación de estos virus en células mononucleares y macrófagos, que alertan al sistema inmunológico y éste se pone a producir interferón y factor de necrosis tumoral (TNF) como si no hubiera un mañana. A estos síntomas le siguen vómitos, diarreas y erupciones cutáneas, momento en el cual la transmisión por contacto alcanza su pico y el virus es contagioso. En el episodio final de la enfermedad, se dan disfunciones renales y hepáticas e incluso hemorragias internas y externas. Estas hemorragias suelen causar un edema que acaba en un la muerte entre el 80-90% de los casos. Aquí tenéis un vídeo corto y majo sobre el Ébola.

Origen y trasmisión

Se dice que el reservorio natural de este bicho son los murciélagos de la fruta (Hypsignathus) que podemos encontrar en las zonas centrales de África y también los géneros EpomopsMyonycteris, de forma que el Ébola ocasionará un brote allá donde vaya el murciélago que lo contenga que, además, no es sintomático. Pasa algo parecido en algunas aves, que son reservorio de virus gripales y no sufren síntomas pero cuando nos lo transmiten, nosotros sí los padecemos.

Imagen

Otras formas de trasmitir el Ébola es a través de jeringuillas contaminadas o también por contacto con algunos simios infectados u otros humanos en estado avanzado de la enfermedad, con heridas superficiales o con sus fluidos corporales.

Actualidad

Desde que se halló en 1976, no es novedad que se de un brote de Ébola en el continente africano, pero recientemente hemos visto que, tras el brote inicial en Guinea el pasado mes de Marzo, el virus se ha extendido hacia países vecinos como Sierra Leona, Malí o Liberia. Esta cepa del virus Ébola es la más letal de las que se conocen, la cepa Ébola-Zaire. En el cuadro siguiente tenéis una lista de los países en los que esta cepa ha causado brotes en las últimas décadas.

Imagen

 

Hasta ayer, el virus ha acabado ya con 111 vidas en esos países, y se rumorea que puede haberse extendido, a otros países. El virus tiene un período de incubación de 21 días, por lo cual no se puede dar por finalizado el brote hasta que no pasen, como mínimo, 42 sin un nuevo caso en esa zona.

Tristemente, el virus no tiene ni tratamiento, ni antivirales, ni vacuna. Es un virus letal y con una de las muertes más dolorosas. Lo que también, en mi opinión, es un virus bastante tonto, pues un virus listo trataría de mantener con vida a su hospedador, pues los brotes de Ébola no suelen durar eternamente ni extenderse demasiado.

Y ahora las preguntas…

– ¿Llegará a España? ¿Ha llegado ya?

– ¿Cómo podemos defendernos de él?

– ¿Cómo puede evitarse? ¿Cómo frenar su expansión?

Os dejo a vosotros, lectores, que respondáis a ello en los comentarios, a darle vidilla a la entrada, que el virus ya da demasiada muerte por sí mismo. Aquí os dejo con el magnífico póster que hicieron los de Viral Park:

Imagen

 

 

Anuncios

17 comentarios en “El mal hecho virus

  1. Vaya! Había estudiado algo del virus Ébola en la preparación del BIR, aunque todo muy estructural. Pero aquí cuentas el por qué este virus es tan peligroso y el por qué de la importancia de los nuevos brotes. Sinceramente no me veo con la capacidad de responder a las preguntas que has planteado, aunque las veo muy interesantes. ¡¡Enhorabuena por la entrada!! Un abrazo 😀

  2. Buenas tardes señor Durantes, lo primero genial el blog. 😀
    Lo segundo, ¿no ha sobrevivido nadie al ébola, al menos que se sepa? Voy a decir algo que quizás sea una burrada… (Aún no he dado la parte de virología en la asignatura de micro en la carrera. Ni inmunología ) pero si por casualidad alguien sobrevive al virus, ¿no se puede usar su sangre para buscar una cura? ¿No sé, investigar sobre los anticuerpos que produce y tal?
    Ya, ya sé que lo he puesto todo en plan peli americana mala de un sábado por la tarde, pero tengo esa curiosidad y aún no me ha dado por indagar. Jajaja
    Y si por casualidad llegar a España, ¿qué nos recomendarías?
    Atentamente: el señor IsaíasCV

    • Buenas tardes señor Isaías! Gracias por comentar 🙂
      Te explico. Sí que ha sobrevivido gente al Ébola y sí que se ha usado su sangre y se está investigando en él, aunque es algo complejo y como he dicho, se tiene que hacer en laboratorios del nivel 4 de Bioseguridad, de los que de momento hay los que puedes ver aquí (https://sites.google.com/site/bioterrorbible/BIO-LABS/Biosafety-Level-4). Me suena haber leído recientemente algún paper sobre un estudio de la VP35 del Ébola durante el Máster de Virología. Y aunque parece una americanada de Multicine A3, haces bien en plantearlo. Si llegara a España, yo recomendaría estar alerta, consultando la WHO / OMS en todo momento para seguir el rastro, y optimizando las medidas de higiene y seguridad alimentaria y evitar el contacto con alguien que tenga síntomas similares a los descritos. No sabría qué más hacer al respecto.
      Espero que te haya ayudado a disipar algunas dudas 😀

      Un saludo: el señor Durantes 🙂

  3. Buena entrada Daniel :-). Si ha llegado a la capital de Guinea, supongo que ya se encargarán las autoridades sanitarias de poner un control en el aeropuerto para evitar que suba al avión alguien con síntomas, como la fiebre. Pero bueno, como tu dices, mientras no se transmita como la gripe, será difícil que llegue a menos que llegue por otras vías, como aves migratorias (si sobreviven como los murciélagos)

    • Hola Sergio! Encantado de verte comentar 🙂 Pues mira, espero que hayan hecho eso las autoridades, aunque ayer mismo lo comenté con mi compañera del Máster Nadia Pons, quien me dijo que había consultado la WHO / OMS y aún no habían dicho nada al respecto, lo cual es peligroso porque ahora mismo en Canadá tienen a un hombre en cuarentena porque demostró los síntomas del Ébola al llegar a Canadá al volver de Liberia. Por suerte, no es contagioso hasta que no está en una fase media-avanzada y puesto que en el vuelo aún no tenía síntomas avanzados, (en teoría) nadie se contagió, aunque ¿quién sabe?
      Por otra parte, los murciélagos son los únicos reservorios voladores del Ébola, y hasta donde yo sé no siguen corrientes migratorias (corregidme si me equivoco). Así que mientras no nos dejemos morder por murcíelagos de los géneros nombrados, no pasará nada. Pero vamos, que los murciélagos de otros géneros transmiten enfermedades víricas como la rabia o el SARS y otros Coronavirus, también bastante peligrosos.
      VAMPIROS NO!

      Un saludo Sergio! 😉

  4. Hola!
    Una entrada muy oportuna a todo lo que está pasando ahora.
    Respecto a las preguntas que planteas quiero pensar que no haya llegado a España y por lo demás, y como comentas, yo creo que lo único que se puede hacer es prevenir.
    Quería plantearte una cosa. Alguna vez he visto algún reportaje sobre gente que, en contacto con una enfermedad, no la contraía nunca, que desarrolla inmunidad.
    Quería preguntarte si sabías algo de este tema.
    Un saludo!

    • Hola Toñi! 😀 Gracias por comentar!
      Pues creo que te refieres a algo parecido a virus como la viruela o determinados casos de herpes o el de la parotiditis, que una vez los pasas, no vuelves a contagiarte porque quedas inmune. En el caso del Ébola no tengo ni idea, pues si bien es cierto que sólo sobrevive un 30-10% de los infectados, no he leído nada de que un mismo individuo haya sido infectado de nuevo. No sé si sobrevivir a la infección significa desarrollar inmunidad en el caso del Ébola.
      Curiosamente, hay casos como el virus del Dengue, que presenta 4 serotipos (aunque recientemente se dice haber hallado el 5º) y presentan reacción antigénica cruzada, esto es, que si te infecta el serotipo DEN-1, quedas inmunizado contra ese serotipo, pero si luego te infectas de cualquier otro serotipo, tu propio sistema inmunológico acaba matándote de la lluvia de citoquinas. Una vacuna contra el Dengue debería proteger contra los 4(5) serotipos a la vez. Apasionante.

  5. Podría estudiarse fisiopatológicamente los mecanismos que impiden que el murciélago presente los síntomas del ébola y aplicarlos a humanos con vacunas, de todas formas no me ha quedado muy claro por qué no hay vacuna contra el ébola. Soy estudiante de 2° así que aún no tengo ni idea jajaja, solo quería aportar mi idea.

    • Hola! 😀 Gracias por comentar 🙂 Pues verás, yo diría que, como todo virus, el ébola también sufre un problema de adaptación al huésped al que infecta. Al igual que pasa con la gripe en las aves, el ébola debe haberse adaptado al murciélago (y viceversa) hasta ser un virus que prácticamente ni nota en su interior. Podría incluso compararlo con la microbiota que tenemos en nuestro interior y no es perjudicial para nosotros, aunque no sé si me excedería demasiado con esta comparación. Cuando un virus salta de una especie a otra pueden suceder cambios adaptativos que en ocasiones lleven a la muerte del huésped, o a la del virus, si no es capaz de soportar el sistema inmunológico.
      Al fin y al cabo, es la lucha del sistema inmune contra el virus lo que importa, y tanto uno como el otro han pasado por muchos cambios y por una presión selectiva que les ha hecho ser como son hoy en día. Por esa razón también hay virus humanos que no se pueden estudiar en animales y otros que sí. En cuanto al ébola, se están haciendo investigaciones usando proteínas virales, aunque en mi opinión estamos muy lejos de una vacuna, y más aún si tienes en cuenta que los países afectados suelen ser en vías de desarrollo y, desgraciadamente, poco porcentaje de la población tiene acceso a vacunación.

      Espero haberte solucionado algo las dudas que tenías. Es todo un placer ver como estudiantes de 2º se interesan tanto que acaban ojeando blogs 😀 ánimo con la carrera, y disfrútala al máximo!

      • Soy el esrudiante de 2° de nuevo. Gracias por contestarme. Ahora que has nombrado la microbiota, he visto oportuno comentarte una cosa que tenía en mente (posiblemente sea una burrada). Pensé que si na microbiota nos protrege como barrera biológica y que esta se adquiere en los neonatos; sintetizar una “superbacteria” que no nos dañe a nosotros, pero que sea tan fuerte que impida que virus como el ébola u orthomixovirus puedan afectarnos.
        ¿Te parece factible?
        ¿Sería un problema para las personas que no plantean esta supermicrobiota (mutaciones del virus haciéndose más resistentes)?

        Se me ocurren muchas ideas por eso de estar en segundo y mi ignorancia me hace tener mucha imaginación. Gracias de antemano

  6. Pingback: Investigar en tiempos revueltos

  7. Alguien me puede decir que opina de que en enero de este anyo, la farmacéutica Tekmira anuncia que, bajo el contrato de investigación con el Departarmento de Defensa de Estados Unidos, ha hecho la primera prueba en humanos de su antídoto antiébola: TKM-Ébola. El 5 de marzo Tekmira hace público que ha recibdo un fast track para acelerar su investigación. El contrato es de 140 millones de dólares. Días después Guinea comunica a la OMS que hay un brote de ébola en su país … Yo encuentro esto cuanto menos RARO ??

  8. Pingback: El caos por ébola: resumen de un Agosto febril. | Investigar en tiempos revueltos

  9. Pingback: Una picadura endémica: el virus Chikungunya. | Investigar en tiempos revueltos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s