Plan B

1743691_10202862605953581_891025362_n

Ha pasado más de un mes desde que escribí mi última entrada. Han pasado muchas cosas y la mayoría me han desbordado. Tras llevar más de un año navegando entre aguas oscuras, en las que preparaba mi caña para pescar una beca de doctorado que pudiera hacer que diera todo de mí, durante el verano decidí firmemente poner en marcha mi plan B. Fui consciente de que no siempre las cosas salen como uno quiere, que a veces, por mucho que uno luche y dé todo de sí, hay algo más que impide que se cumpla lo que uno quiere.

Pero todo da muchas vueltas, y en un sólo día puedes encontrarte con la oportunidad ante tus ojos. El mes de septiembre me abrió bastante los ojos. A principios de mes me inscribí en el Máster de Formación de Profesorado de Secundaria (mención de ciencias naturales) porque tenía claro que si no podía llegar a ser profesor de universidad, la idea de ser profesor de instituto no era menos atractiva. Quizás algo más arriesgada, pues no muestra el mismo interés un universitario que un adolescente, con lo cual el reto es mayor. Me inscribí en el Máster sabiendo que por aquél entonces era mi única salida hacia un futuro prometedor y que me hiciera sentir realizado. Tras siete años de profesor particular, ¿quién no querría dar el salto?

Cuando empecé a meterme en el mundo de la divulgación científica vi que escribir, leer y comunicar iba mucho más allá de lo que nos habían transmitido en clase. Que los conocimientos que te meten en la cabeza no están para ocupar un lugar, no deben quedar como meras conexiones sinápticas, tienen una utilidad. Esa utilidad debe dársela uno mismo. Ya sea en poner en práctica esas ideas que van formándose poco a poco, o transmitiéndolas a un estudiante para que él mismo vaya preguntándose nuevas dudas…

Cuando me metí en las redes sociales, en el blog, participando con la Sociedad Española de Virología… nunca imaginé que en ese mundo encontraría mi última cuerda a la que agarrarme. No imaginé que a veces las buenas oportunidades se presentan de la manera que uno menos imagina. Habiendo ya presentado mi inscripción al Máster, una buena amiga de Twitter me recomendó enviar un CV a un investigador de Valencia que ofrecía un contrato FPI (Formación de Personal Investigador) en su laboratorio. Dicho y hecho. Obtuve respuesta a las dos horas, entrevista telefónica a los dos días y entrevista presencial a la semana. A día de hoy sigo esperando que la burocracia ejerza su perezoso proceso de verificación de datos y asignación de becas, pues no soy el único candidato.

Ese último apunte me hizo plantearme que no hay que confiar en las oportunidades. Que soy un buen candidato para ese contrato FPI, sí. Pero no soy el único. Y la vida me ha hecho ver que si de algo hay, es gente más preparada que tú. No importa cuánto sepas, no importa qué nota ponderada tengas, ni los idiomas que domines ni la experiencia que hayas adquirido. Siempre hay alguien que tiene o sabe más. Aunque no siempre hay alguien más idóneo. De una forma u otra, me matriculé en el Máster de Formación de Profesorado de Secundaria. Pensé que valía la pena intentarlo, poner en marcha mi plan B mientras el plan A se tomaba su tiempo.

Ahora llevo más de una semana de clases en el Máster. Me he metido en el mundo de la enseñanza, el aprendizaje, la didáctica y la pedagogía. Es un mundo totalmente desconocido. Yo vengo del laboratorio, de la poyata, de los matraces, las pipetas y los papers científicos. Como todo mundo nuevo, cuesta adaptarse, pero a mí ya me está gustando y entrando el gusanillo de la educación secundaria. En unas semanas empezaré prácticas, y es posible que en un par de meses sepa la resolución de mi contrato FPI.

Ahora navego entre dos aguas, y ambas me atraen. La primera, el contrato FPI, es insegura, aunque de obtenerla sería para mí un logro personal y un regalo que no dejaría escapar. La segunda, el Máster, es segura, aunque sé que estará ahí siempre para cuando quiera volver. Ambas opciones son para mí una forma de sentirme realizado. Sé que ambas tienen sus puntos buenos y sus puntos no tan buenos. Y sé que llegado el día, si tuviera que elegir, lo haría con los ojos cerrados. Pero también me he conocido mucho este último año, y sé que soy muy indeciso para estas cosas. Pero estoy casi convencido de que, si se diera el caso, escogería la mejor opción.

Gracias a todos, en especial a los que me habéis apoyado este último año, tanto por las decenas de becas solicitadas, como por mi decisión del Máster. También a ti Paula, que sin tu “mira echa CV aquí a ver si te cogen“, ahora no me encontraría en esta disyuntiva tan emocionante, y es genial.

😀

P.D: La foto de cabecera de esta entrada refleja bastante bien mi personalidad. A veces parezco serio, sobretodo cuando me acabas de conocer. Pero no lo soy en absoluto. Ser serio es muy aburrido.

Anuncios

3 comentarios en “Plan B

  1. ¡Qué sorpresa tan agradable levantarme y ver la dedicatoria! 🙂 Mi parte en esta historia es pequeñita, estoy segura de que eres el mejor candidato y eso es todo mérito tuyo.
    Ya me avisas en cuanto sepas el resultado 😉 Y sea cual sea el resultado, acuérdate de que me debes un café 😛

  2. Buenas noticias las que publicas en este post porque has sabido redireccionar tu carrera profesional y abrirte una nueva puerta de acceso a la enseñanza. Te deseo toda la suerte del mundo con la beca FPI porque es una oportunidad que difícilmente volverás a tener entre tus manos. Pero de momento, disfruta del Máster que te va a dar grandes herramientas y te abrirá perspectivas sobre el qué, el cómo y el para qué. Espero que nos mantengas informados de cómo te va todo. ¡Estaremos atentos!

    • Muchas gracias por tu comentario y por los ánimos 😀 La verdad es que estoy ahora mismo en un cruce de caminos, pero lo mejor es que cualquiera de los dos caminos que tengo enfrente me apasionan y me motivan casi por igual. Uno nunca sabe el acierto de sus decisiones hasta que ya ha recorrido una parte del camino, pero tengo muy buenas sensaciones ahora por ahora 🙂 Iré informando 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s