Un año en las aulas del Sant Ignasi

Tras varios meses vuelvo al blog. Y vuelvo simplemente para vaciar un poco lo que está pasando estos días por mi cabeza. Parece ser que siempre me da por escribir cuando se cierran o se abren etapas, pero esta vez no.

Hoy en día es bastante difícil poder decir eso de “Hoy hace un año que entré a trabajar en tal sitio.” Y es muy triste, pero así estamos. Yo puedo considerarme muy afortunado de poder decirlo, aunque no sería sincero si sólo lo achacara a la suerte, pues mi trabajo me ha costado llegar hasta donde estoy ahora. Como me ha dicho más de un alumno, “¿Has estudiado tanto para acabar siendo profesor?”

Pues no. Los que habéis ido leyendo mi blog, o simplemente le hayáis echado un ojo, habréis visto que he llegado a esta profesión de rebote, sin planteármelo desde el principio. Seguramente, si hubiera sido así, muchas cosas no habrían llegado a ocurrir y me hubiera encontrado con otras distintas, y lo mismo con la gente que me he ido encontrando en mi camino.

He estudiado tanto porque me gustaba, porque siempre me ha gustado. Y ahora encuentro un placer que cuesta describir cuando veo a otros aprender. Es algo que veo y siento a diario y que me llena lo suficiente como para pensar que ha valido la pena todo el camino. Ha valido la pena pedir a mis padres que se dejaran un dineral en la carrera y en poder irme de Erasmus y en poder hacer un máster en Madrid. Ha valido la pena el año de mierda que me pasé buscando becas de doctorado y haciendo entrevistas sin lograr ninguna oportunidad.

¿Volvería a seguir el mismo camino si pudiera volver atrás? ¿Quién sabe? Seguramente sí, poco a poco soy más consciente de que en cada momento supe tomar la decisión correcta contando con los recursos y las emociones que tenía entonces. Así que seguramente volvería a estudiar lo mismo, a relacionarme con la misma gente y a equivocarme las veces que hicieran falta.

Y aquí estoy. Celebrando un año completo trabajando en el mismo centro. Porque cuando acabé el Máster de Formación de Profesorado yo ya contaba con una pizca de experiencia docente. No sólo las horas y horas de clases particulares o las propias prácticas, también unas semanas de “contención de final de curso” en el mismo colegio en que estudié, el Joan Pelegrí. Ellos me dieron la primera oportunidad para probar si eso era lo mío, y a él volví unos meses más tarde para confirmarlo poco a poco. Pude recorrer los mismos pasillos y aulas y acceder a salas anteriormente vetadas, compartir clases con mis antiguos profesores y conocer a mucha gente nueva.

Pero el salto al Sant Ignasi fue una pasada. A pesar de que sólo estaba previsto quedarme un mes, la suerte quiso que aquella sustitución se prolongara hasta final de curso y luego me renovaran por un curso más. Aquí he podido conocer más en profundidad a los alumnos por el simple hecho de pasar más tiempo con ellos, y he conocido a decenas de grandes profesionales y compañeros de trabajo. Y ya me siento como en casa.

Podría decir que he aprendido más de lo que he enseñado. Que he probado muchas cosas nuevas, y otras no tanto. Que me he arriesgado a poner en práctica según qué métodos cuando no las tenía todas conmigo. Que siento haberme vuelto más comprensivo, más empático y haber descubierto que tengo más paciencia de la que creía.

Podría decir muchas cosas, pero creo que la sonrisa con la que entro cada día por la puerta del Sant Ignasi ya lo dice todo. Busca un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar en la vida, dicen. Pues no es así, es duro y tiene sus cosas malas, pero para nada vencerán en cantidad ni en intensidad a las cosas buenas que tiene ser profesor. Y es que es la mejor profesión del mundo.

c3lbrd7wyaahygx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s